Opinión

voltar
  •  

    Limitaciones generadas por la falta de divisas en Angola y creación de oportunidades – Sector de Logística

  • Desde el 2002, con el inicio de la paz, Angola era una estrella en la economía mundial, uno de los más notables emergentes, con tasas de crecimiento de economía por encima de los dos dígitos durante casi una década.  Con algunos sobresaltos de por medio, debido a la crisis financiera iniciada en el 2008, pero nada que asustara realmente, la liquidez abundaba, la oferta de productos y servicios de calidad aumentaba notoriamente y Luanda se afirmaba consecuentemente como la ciudad más cara del mundo, pero  llegado el 2014 de repente todo cambió. La reducción del precio del petróleo mostró el paradigma de la economía angoleña exponiendo su casi total dependencia del oro negro. A la crisis coyuntural se le juntó una crisis estructural, que ya venía detrás, puesto que la estructura de la economía angoleña era todavía demasiado joven para este choque: vivía de importaciones de productos para consumo inmediato, con poca o casi ninguna transformación que les acrecentara valor y su gran fuente de divisas, casi única exportación, era el petróleo. Con el petróleo barato menos divisas, menos capacidad de importar y toda la economía se ralentizó.

    Desde entonces se volvió prioritario una mayor diversificación de la economía , que permita mayores fuentes de ingresos de divisas, las cuales permitirán la importación de materia prima y maquinaria, así como la creación de las infraestructuras necesarias para el desarrollo de una economía más productiva y exportadora. Pero eso no se hace de un día para otro y para desarrollar una economía productiva es igualmente necesaria una cadena de abastecimiento robusta, y es aquí que los operadores logísticos tienen un papel fundamental.

    Durante años los operadores logísticos en Angola (todos ellos, desde transitarios, las agencias de navegación, despachantes, etc) salvo raras y honrosas excepciones con proyectos interesantes, poco contribuyeron para la creación de valor, para la real creación de una verdadera cadena de abastecimiento, en su mayoría se limitaron a "surfear en la ola" del boom de las importaciones con el transporte de contenedores de un punto A para el punto B. La presente crisis cambial tampoco ayuda al papel de los operadores logísticos, la disponibilidad de divisas para ellos es prácticamente nula, los cuales se ven así limitados en su capacidad de creación de infraestructuras y de soluciones para los agentes económicos. Pero es en la crisis que surge la oportunidad y cabe por lo tanto a los operadores logísticos diversificar también su gama de servicios y productos, así como involucrarse de forma más activa en toda la economía, ya que son ellos la pieza fundamental de una cadena de abastecimiento. Deben ser escuchados y hacerse escuchar.

    Y aquí Transitex también tiene algo que decir. Toda nuestra estructura, nacional e internacional, está al servicio de la economía de Angola, buscamos siempre la mejor solución como forma de acrecentar el valor a toda la economía, no nos limitamos a transportar de forma más rápida o a un mejor precio, primero estudiamos, buscamos, planificamos y aconsejamos a todos nuestros socios para una mejor solución a sus servicios, productos y necesidades logísticas. Buscamos la eficiencia y la eficacia, como palancas esenciales para la competitividad. Del procurement a la distribución, buscamos estar presentes en toda la cadena de abastecimiento, siempre enfocados en la creación de valor. Por eso el término "cadena de abastecimiento" viene cayendo en desuso y cambiado por "cadena de valor". Y por eso creemos en Angola. Por algo nuestro lema es "The World Closer".

     

    André Pitéu